Miguellinux

Jump to content

Additional information

About Miguellinux

VoIP, WiFI, Gadgets, Linux y mas… Escrito por Miguel Rabi

Subscribe to this

Categories

Archives

Tags

Asterisk gadgets sip VoIP WiFi Wireless

Bookmarks


Archive for February, 2011


Cuando el regulador parte la torta

Feb 2011
05

Articulo escrito por Paul Phumpiu Chang, Diario Gestion del 04 de Febrero del 2011:

Sabía usted que anualmente gastamos cerca de S/.12,500 millones en nuestras comunicaciones móviles? La creciente demanda y la pronta respuesta de las empresas móviles hacen que el mercado peruano
móvil sea cada vez más competitivo. No obstante, aunque usted no lo crea, de no ser por la regulación, todo podría andar mucho mejor en el mercado de las telecomunicaciones.

Como consecuencia de las decisiones pendientes para reglamentar el acceso para todos los operadores a redes fijas y móviles, y cambiar esquemas tarifarios en los servicios fijo-móvil, los consumidores no podemos hablar más millones de minutos a un menor precio. Hoy hablamos casi 1,300 millones de minutos anuales en llamadas entre teléfonos fijos y móviles, pero podríamos hablar más, pagando 40% o 50% menos.

Seguro le molestará saber que la desidia regulatoria incentiva una indeseada inflación de precios y distorsiones que perturban la competencia. ¿Sabía usted que gastamos 140% más cuando realizamos llamadas desde un teléfono móvil a un teléfono fijo? Sí, una llamada desde un teléfono móvil a uno fijo, cuesta, en promedio, S/. 1.10 por minuto, pero una llamada desde un teléfono móvil a otro móvil cuesta, en promedio, S/. 0.45. Igualmente, una llamada desde un teléfono fijo, de su casa u oficina, a un teléfono móvil cuesta S/. 0.75 pero una llamada de un teléfono público a un teléfono móvil cuesta S/. 0.55.

Pero las sorpresas continúan, en especial si usted es un usuario móvil prepago. ¿Sabía que puede llegar a gastar más del 50% cuando realiza una llamada a un fijo-móvil con respecto a una llamada móvil-móvil o
móvil-fijo? Nuevamente, la diferencia tiene poco sustento cuando nos enteramos que los costos deberían ser los mismos en los escenarios fijo-móvil, móvil-fijo.

Es como si subiera al Metropolitano en el centro de Lima y se bajara en Barranco y le cobrarán S/. 2.00, pero cuando regresa de Barranco y se baja en el centro de Lima le cobran S/. 3.00.

Estas múltiples distorsiones de precios están siendo causadas por la falta de regulación.

Cuando esta actúa a favor de los consumidores permite la competencia. Eso usted sí lo sabe. Con la competencia, usted tiene varias opciones para elegir, y los precios que le ofrecen bajan.

El regulador sabe que lo más conveniente para el mercado es que no existan restricciones en el acceso y que se eliminen las distorsiones existentes. Hoy, usted debería poder elegir al operador con el cual desea realizar sus llamadas, sin importar la red de origen o destino. Actualmente, los usuarios no pueden acceder libremente a diferentes empresas en las redes fijas para todas las llamadas locales o para todas las llamadas desde las redes
móviles. Lo que falta es la decisión del regulador.

Hoy, 12 años después de la apertura del mercado de las telecomunicaciones, la regulación no ha seguido el ritmo de la evolución de la tecnología, y ello está generando distorsiones en las tarifas.
¿No le gustaría poder ahorrar 40% o 50% en sus comunicaciones como consecuencia de la competencia? Pero, antes de que se moleste con el regulador, o que el regulador se moleste con sus consumidores, esperemos que Osiptel reaccione rápidamente y simplemente muestre con su actuar, como lo ha hecho antes, que continúa interesado en la apertura de los mercados, y que está decidido a eliminar las distorsiones en los precios. Sin la completa reglamentación de los accesos a los servicios fijos y a los servicios móviles y la erradicación de las distorsiones, seguiremos sorprendiéndonos con el costo de nuestras comunicaciones.


Por el bien de los consumidores y la razón de ser de la regulación, ojalá el regulador apruebe la normativa que permita que todas las empresas compitan entre sí, y evite convertirse en un redistribuidor de ingresos de las operadoras.

Que sean los consumidores los que premien o castiguen a las empresas por su precio y calidad, en igualdad de condiciones de competencia. Es tiempo de que la torta la parta el consumidor, no el regulador.

—-> Leer el primer comentario a este post… espero sus opiniones.<—-


Paging

Credits

Template designed by praegnanz.de.